Síguenos:

Los portales al mundo

Imagen cortesía de Make Make

Texto por: Carolina Sánchez, promotora de lectura de la Fundación Círculo Abierto

¿Cómo ser libre en días de aislamiento obligatorio? Este fue el tema en la primera tertulia con mis maestros: la libertad. Mas sucede que, durante gran parte de la vida, nuestro perímetro ha estado igual de reducido aún estando en la calle. Movernos donde nos plazca puede ser indicio de una decisión, pero no necesariamente de libertad.

Vimos juntos un cómic: Vuelos cortos en Cometas, del artista Truchafrita. Esas viñetas no son ingenuas ni inocentes, son el retrato de una rebelión silenciosa de la mirada. En ellas hay un personaje que ve la posibilidad de salir volando en unas burbujas, encontrando una nave en un elemento mundano, cotidiano, insignificante.

La semántica importa y nuestra mirada está cargada de lenguaje. Es el vehículo que matiza la cosa o persona que vemos. De ahí que mirar algo es revestirlo con una definición. A veces esa definición se convierte en una coraza que le da una sola dimensión a las cosas. Y —esa definición— viene del gran diccionario del orden, aparentemente estático, en el que vivimos.

Un orden o set de reglas para habitar el mundo nos señala una dirección. Actúa como un mapa y un timón para al final convertirse en un ancla. Un orden es útil: una receta nos guía al cocinar un nuevo plato, el reglamento del fútbol permite que lo jueguen personas que no se conocen de antes. Si extrapolamos esto al orden social, ese relato nos da un margen para coexistir y ser una especie viable, un marco.

El marco tiene la tendencia a ser tan predominante… tan fijo. La vida es así, tú eres así, estás aquí para habitar la vida así. Es la vara que se usa y es “exitosa” porque es creada por ese mismo orden. Esa vara es la capa que reviste a las personas, a los objetos, a nuestra identidad. Por eso no miramos, en realidad ocultamos el cambio, el potencial y el proyecto bajo la certeza. Ahí es cuando la curiosidad muere y nos quedamos con un mundo seguro e infértil.

“La semántica importa y nuestra mirada está cargada de lenguaje. Es el vehículo que matiza la cosa o persona que vemos”

Imagen cortesía de Stem T4L

 

Pero Truchafrita nos muestra que la mirada puede convertir todo en un portal. Al usarla el mundo, los objetos y las personas que habitan nuestra vida se abren a la interpretación. Ya no son definitivos y los vemos bajo la luz del potencial: siempre a punto de ser.

Así las personas son ventanas a otros mundos, los espacios tienen diferentes capas temporales y de significado. Con objetos que son flashbacks a sensaciones y a otros tiempos. De repente, el presente deja de ser una conjugación o una categoría del tiempo lineal y pasa a ser un estado mental o una forma de ser. Se está presente, se es presente cuando detectamos que en todo lo que nos rodea hay otras versiones silenciadas por la coraza de significado que le damos.

Podemos ver en todo una historia que se reescribe. Entendemos que nos podemos permitir el cambio. Que no sabemos la historia de la familia. Y que una pregunta expandirá el mundo que representa para nosotros. Observamos los juegos de los niños y vemos que son nuestros mentores, porque son expertos creando portales con su mirada empíricamente curiosa. En un plato de comida está la biología del universo. El árbol que vemos por la ventana es un eco del big ban. Y la luz del sol nos cuenta una historia que viajó ocho minutos por el espacio, antes de bañar nuestro cuarto al amanecer.

Seamos estudiantes de la mirada, entrenemos la curiosidad. Cultivemos el arte de ser presentes y así, la vida puede ser una gran atmósfera en la que cada elemento canta distintas versiones de sí mismo.

 

Entre libros

Entre Libros es el programa de acompañamiento a docentes de Instituciones educativas distritales, desde la literatura, de la Secretaría de Educación del Distrito de Barranquilla y Fundación Círculo Abierto.

El programa trabaja con 2 componentes principales:

1. Encuentros semanales con las maestras y maestros en los que se despliega la literatura, se explora en las necesidades del docente frente a su alumnado, cómo lograr que los atraviese la literatura, y se traza la ruta del acompañamiento.

2. Clubes de lectura mensuales con las niñas y niños, a cargo de las maestras beneficiarias del programa; cada grupo trabaja a lo largo de 7 clubes de lectura con un énfasis: ciencia ficción, narrativa gráfica, filosofía, literatura y alteridad, literatura y cine, entre otros. Sostener la conversación, estar presentes, ser a la vez arquitectos y anfitriones, es la motivación del equipo que participa en el programa.

Sobre la Fundación Círculo Abierto

La Fundación Círculo Abierto trabaja desde el año 2010 en el diseño y ejecución de proyectos relacionados con educación y cultura. Su confianza en el lenguaje de las artes para construir y comunicar conocimiento ha sido el eje común de las experiencias que desarrolla con artistas tradicionales, contemporáneos, locales, nacionales, internacionales y comunidades diversas del territorio colombiano.

Conéctate con la fundación círculo abierto

Artículos relacionados