Síguenos:

Un recorrido por Lovecraft

Autor JF Lemay

Parte 1

¿Conoces a Lovecraft?

 

Howard Phillips Lovecraft  es nuestro invitado en esta ocasión. Conoceremos desde lo gótico hasta los mitos de Cthulhu… un recorrido por Lovecraft.

Hablar de terror en la literatura puede convertirse en un dilema si de autores se trata. Realmente cuesta trabajo relacionar más de tres nombres ampliamente conocidos en este género. Sin embargo, en la búsqueda de elementos que conlleven a la exploración de literatura de terror sin tener que llegar a lo ya conocido, pueden darse algunas sorpresas.

Nombres como Edgar Allan Poe, Stephen King y Bram Stoker salen rápidamente a la luz cuando buscamos autores del género terror, pero ¿hay más que ellos en esta línea? ¿Qué tan rápido viene otro a tu mente? ¿Conoces a Lovecraft?

Howard Phillips Lovecraft, quien nació en Providence, Estados Unidos el 20 de agosto de 1890 y murió en el mismo lugar el 15 de marzo de 1937, fue un autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción que, alejado de las tradicionales normas del terror, le imprimió a su obra tal novedad que llegó a la creación de su propia mitología: los mitos de Cthulhu. H. P. Lovecraft o el sumo sacerdote ‘Hache Pe Ele’ como fue conocido, es hasta la fecha considerado uno de los autores más influyentes de la literatura del siglo XX, cabeza de un movimiento cofradiano y precursor de la amalgama de la ciencia ficción y terror como una sola línea de trama literaria.

Sobre su vida cuentan las biografías que padeció de sobreprotección en una casa rodeado de mujeres y su notable desequilibrio emocional debido a los traumas de su niñez son la base de su peculiar estilo literario. A través de su propia voz solo buscaba a través de la ficción darle vuelvo a lo que no pudo ser su vida. La imaginación de un niño en las manos de un adulto, eso es su obra.

El estilo de Lovecraft parte de la unión de lo denominado “terror”, con elementos propios de la ciencia ficción: alienígenas, viajes en el tiempo, paso a otras dimensiones relacionada a las tradicionales líneas de satanismo y seres del más allá (espectros, demonios y fantasmas) sin hablar de las innumerables figuras propias de la creación de H.P.L que vienen a formar su mitología personal. A pesar de lo fantástico al mencionar su estilo y obra, este autor es considerado por muchos (incluyendo sus seguidores) como un mal escritor, aunque eso, no lo baja de ser un mago.

Jesús Cañadas, escritor y arduo estudioso de la obra de Lovecraft, en su ensayo “Lovecraft, el mal escritor que fue genio” busca explicar al autor mencionando. Afirmaba que “su estilo consistía en ametrallar al lector con los mismos adjetivos para provocar terror, pero eso no provoca terror, sino agobio. Ahora bien, la idea de que el ser humano es tan relevante como un ácaro para el universo, unida a ese estilo peculiar, ha hecho que se le considere un maestro del terror”. Esto porque el principal detalle de sus obras no está en describir la situación que causa temor sino en mostrar las reacciones de los personajes.

Sobre esto Cañadas vive una experiencia caminando con Lovecraft donde la aventura, la ficción y la influencia de sus personajes e invenciones hacen parte del mundo de Cañadas y de todos. Y si por datos puede llegarse a relacionar con Lovecraft, hay que saber que desde ciudad gótica (Batman) hasta producciones de Stephen King han incluido personajes y lugares mencionados inicialmente por el autor, lo que muestra que no solo en la literatura, sino, el mundo del comic, la música, los videojuegos y el cine, han sido basados e inspirados en más de un invento de este genio del terror.

Su obra principal se basa en los 13 relatos que conforman los mitos de Cthulhu, aunque su época realista también dejó un interesante número de escritos que dan muestra de su ingenio. Algunos títulos por mencionar son:

La declaración de Randolph Carter (1919)

El horror de Red Hook (1925)

El modelo de Pickman (1926)

A través de la puerta de la llave de plata (1932)

Además Lovecraft compuso poemas relativos a los Mitos, que fueron recopilados póstumamente en Hongos de Yuggoth (1941).

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS