Síguenos:

Una bitácora fértil

Texto por: Carolina Sánchez Cervantes, promotora de lectura de la Fundación Círculo Abierto

La pregunta estaba en mi cabeza todo el tiempo. ¿Cómo puedo ayudar a un docente a aliviarse en tiempos de agobio? Al principio me perdí y me frustré. Los plazos contractuales hacían ruido en medio de la búsqueda por una manera propia de estar presente para mis 22 maestros. La primera semana fue un entrenamiento para mi resiliencia y al llegar el fin de semana, hice todo el silencio posible en mi mente para decirme una línea de acción.

Retomamos la ejecución de Entre Libros.

Volví a Laura Duchatsky. Recordé la experiencia de escucharla días antes de reiniciar labores. Llegó el lunes y, en el silencio de la madrugada, me llegaron tres ideas que Laura nos compartió:

  1. Conocer a los demás y a nosotros mismos a partir de los afectos.
  2. Hacer preguntas fértiles para habitarlas tanto como podamos.
  3. El acto de convidar (dar algo que nos apasiona).

Y lo entendí. Algo hizo click

Decidí que intentaría explorar ese ADN de los afectos, los conceptos universales con los que nos acercamos a la vida. No importan las diferencias aparentes. Casi todos navegamos el mundo con ideas compartidas que usamos para construir un proyecto vital: amor, muerte, vida, sentido, tiempo, identidad, libertad, éxito, etc.

Un puente humano entre los profes y yo. Esa es la búsqueda. Y ahí es donde entran las preguntas fértiles ¿Cómo hacernos preguntas sobre esas ideas recurrentes y universales? ¿Cómo habitar esas preguntas durante el aislamiento por el COVID-19?

“Casi todos navegamos el mundo con ideas compartidas que usamos para construir un proyecto” vital: amor, muerte, vida, sentido, tiempo, identidad, libertad, éxito, etc”.

Porque esos interrogantes deben ser orgánicos con la forma de este último tiempo. Son días de incertidumbre, es decir de una extrema disponibilidad porque la “normalidad” ya se fue. La vida se siente abierta, así que las preguntas para mí y para los profes deben arrojar posibilidades diversas e incluso contradictorias de entender los conceptos que tenemos en común.

Y luego convidar echando mano de las letras y el cine. Creo firmemente en el poder del relato en sus diversas plataformas. Las historias son las respuestas a las cuestiones y preguntas humanas desde el principio de los tiempos. Si fuese una religión, diría que el relato es mi credo. La pasión ya está ahí y ahora tengo claro cómo encaminarla.

Entonces nació (Entre Nos), un espacio donde se presentan las diversas versiones que el cine y los libros nos dan de los conceptos fundacionales de la vida. (Entre Nos) es una estrategia agujereada, porque es un lugar sobre lo posible y no para atar cabos. Mis maestros llenan los agujeros con sus versiones y sus preguntas. La primera tertulia se llamó Los Portales Al Mundo y exploró la idea de la curiosidad como acto de libertad al mirar el entorno y a la propia identidad. Las piezas empiezan a encajar. Poco a poco, van tomando forma otras sesiones como La Forma del Tiempo, El Amor en los Tiempos del COVID-19, etc.

Mi meta es dibujar con los maestros un espacio entre nosotros, un umbral para entrar en conversaciones que no castiguen las preguntas que tenemos en común. Me ilusiona empezar a ver mi producción escrita para Entre Libros como una bitácora fértil donde será registrado todo un ciclo emocional e intelectualmente estimulante. Hoy entiendo que convidar también es un acto de sinceridad con uno mismo.

 

Entre libros

Entre Libros es el programa de acompañamiento a docentes de Instituciones educativas distritales, desde la literatura, de la Secretaría de Educación del Distrito de Barranquilla y Fundación Círculo Abierto.

El programa trabaja con 2 componentes principales:

1. Encuentros semanales con las maestras y maestros en los que se despliega la literatura, se explora en las necesidades del docente frente a su alumnado, cómo lograr que los atraviese la literatura, y se traza la ruta del acompañamiento.

2. Clubes de lectura mensuales con las niñas y niños, a cargo de las maestras beneficiarias del programa; cada grupo trabaja a lo largo de 7 clubes de lectura con un énfasis: ciencia ficción, narrativa gráfica, filosofía, literatura y alteridad, literatura y cine, entre otros. Sostener la conversación, estar presentes, ser a la vez arquitectos y anfitriones, es la motivación del equipo que participa en el programa.

Sobre la Fundación Círculo Abierto

La Fundación Círculo Abierto trabaja desde el año 2010 en el diseño y ejecución de proyectos relacionados con educación y cultura. Su confianza en el lenguaje de las artes para construir y comunicar conocimiento ha sido el eje común de las experiencias que desarrolla con artistas tradicionales, contemporáneos, locales, nacionales, internacionales y comunidades diversas del territorio colombiano.

Conéctate con la fundación círculo abierto

Artículos relacionados